¿Tienes talento para cantar? ¿Deseas consagrar tu voz y tu corazón para exaltar a Dios? Únete al grupo de cantores que ministran la alabanza en los servicios de la Iglesia.