Se trata  de solidarizarse, llevar consuelo y apoyo a la familia en momentos de dolor por la separación física de un ser querido es el propósitos de este ministerio. Organizamos y llevamos a cabo servicios de consuelo y fortaleza a las familias. Llevamos esperanza por medio de cantos, lecturas bíblicas y reflexiones de la palabra de Dios. Puedes ser un instrumento en las manos del Espíritu Santo para consolar a los enlutados.