Por: Pastor David Rodríguez

Al ver Jesús la fe de ellos, le dijo al paralítico: –Hijo, tus pecados quedan perdonados. (Mar 2:5 NVI)

¿Qué cosas son necesarias para ver una vida cambiar? Las personas necesitan un cambio en sus vidas. No nos referimos a un cambio de cosas, otra casa, otro juego de muebles, otro auto…más que un cambio de apariencia, de peinado, de estilo, de forma de vestir, necesitan un cambio interior. ¿Cómo podemos contribuir al cambio interior de las personas? La Bíblia nos ofrece un modelo extraordinario en Marcos 2

Como no podían acercarlo a Jesús por causa de la multitud, quitaron parte del techo encima de donde estaba Jesús y luego de hacer una abertura, bajaron la camilla en la que estaba acostado el paralítico. (Marcos 2:4)

Para poner una persona en la ruta del cambio se necesita unir voluntades. Necesitamos entender que a medida que los retos se hacen mayores, mayor es la necesidad de unirnos para trabajar en grupo.

Nota lo que dice el versículo 4 “no podían acercarlo a Jesús por causa de la multitud.”

Marcos 2.3 dice que eran cuatro hombres. Uno solo no podía subir al hombre hasta el techo de la casa, pero entre los cuatro si lo podían hacer.

La Bíblia dice: ¿Pueden dos caminar juntos sin estar de acuerdo adonde van? (Amos 3.3 NTV) Para hacer la diferencia en la vida de alguien se necesita estar de acuerdo. Necesitamos entender que los propósitos de Dios para cambiar la vida de las personas son más importantes que nuestros planes. Nuestra prioridad debe ser el Reino de Dios. (Mt. 6:33)

Marcos 2:3 dice: Entonces llegaron cuatro hombres que le llevaban un paralítico.

Aquí encontramos unas personas que tienen una visión común. La visión no solamente provee el propósito y la dirección sino que da confianza al grupo. Ellos buscaban acercar aquel hombre a Jesús. Esa era su visión. Era una meta realista, ellos no podían sanar al hombre de su enfermedad pero si podían acercar aquel hombre a Jesús. Para ver vidas cambiadas necesitamos una visión clara. Poner a las personas en contacto con Jesús es ponerlos en la ruta del cambio.

Si alguien está unido a Cristo, hay una nueva creación. Lo viejo ha desaparecido y todo queda renovado. (2 Corintios 5:17 PDT)

Este grupo de amigos se encontró con la dificultad, todo parecía decir que era mejor volver otro día, o la situación era propicia para echar la culpa al destino, o pensar que ese no era el día para ver una vida cambiada.

Sin embargo, ellos fueron persistentes y cuando todo se complicaba, ellos siguieron trabajando. Estos hombres no se rindieron a la primera oposición, en el camino de la salvación de otros y ver sus vidas cambiar vamos a encontrar obstáculos, pero si somos persistentes lograremos resultados. Nunca te des por vencido, sigue trabajando en la visión de poner a las personas en contacto con Jesús, solo El puede hacer un impacto eterno en las personas.