Por: Pastor David Rodríguez

Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. (Eclesiastés 4:9 NTV)

Es de esperarse que los que hemos experimentado el amor y el perdón de Dios le hablemos de Él a otras personas, de hecho, Dios lo espera. La razón por la que Dios nos tiene aquí es para que mostremos su amor a aquellos que aún no le conocen. Dios quiere que anuncies las buenas nuevas en compañía de otros. La Bíblia dice: Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. (Eclesiastés 4:9 NTV) Ponerse de acuerdo para alcanzar a otros nos hace más efectivos. Así lo hizo la Iglesia de Filipos, a la que Pablo escribió: “Quiero estar seguro de que todos ustedes viven muy unidos y que se ponen de acuerdo en todo, y que luchan unidos por anunciar la buena noticia”. (Fil 1.27 TLA)

Cuando estamos juntos podemos luchar unidos para llevar las buenas nuevas de Jesús a otras personas. Pablo continúa diciendo: “Porque me ayudaron a anunciar la buena noticia desde el primer día que la oyeron hasta ahora”. (Fil 1.5 TLA)

¿Cómo puedes ayudar a alcanzar a otros para Jesús?.

El primer paso comienza cambiando la manera de pensar. Es decidir pensar más en los demás que en tí mismo.

La Bíblia dice: “Para que los que vivan ya no vivan para sí sino para aquel que murió y resucitó por ellos”. (2 Corintios 5.15 RVR)

Las personas necesitan entender que Dios les ama y que sin El la vida no tiene sentido. Somos nosotros los llamados a alcanzarlos con el amor de Dios.

También puedes orar. La oración es el recurso de poder que Dios nos ha dado para abrir el camino para que otra persona reciba al Señor Jesús. Cuando oramos juntos, la oración puede cambiar un corazón de piedra en uno sensible a Dios. No podemos obligar a otros a amar a Dios pero si podemos orar por ellos. La oración puede hacer todo lo que Dios puede. Ella va directo al corazón de la gente, cuando oramos juntos liberamos el poder de Dios.

¿Por qué unirnos para alcanzar a otros?

Porque Dios ama a las personas, nos dio grandes noticias que compartir y estamos agradecidos por todo lo que Dios ha hecho en y por nosotros.

Puedes trabajar por la unidad del grupo. La Biblia dice:

Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. (Rom. 12.16 RVR)

Cuidar la unidad es propiciar un clima adecuado para salud y el crecimiento de la Iglesia.  Dios espera que vivamos en armonía. Jesús oro por la unidad de la Iglesia. Cuidar la unidad es enfocarnos en aquello que nos une, no en las diferencias.

Puedes decirle a otros lo que Jesús ha hecho.

Contar a otros cómo Cristo ha impactado nuestras vidas es una forma poderosa de comunicar las buenas nuevas. Así lo dice la Bíblia:

Me es grato darles a conocer las señales y maravillas que el Dios Altísimo ha realizado en mi favor. (Daniel 4:2 NVI)

Unido a otros creyentes puedes puedes esperar que Dios actúe y ver los resultados.  Hay más de siete mil millones de personas en el mundo y Dios ama a cada una de ellas y no hay una persona en la tierra por la que Jesús no haya venido a morir. Nunca te rindas, nunca te desanimes acerca de nadie. Confia en Dios y únete a otros para traer personas a Jesús.